Líneas de investigación


Líneas de investigación
Patrici Calvo centra sus trabajos en tres principales líneas de investigación vinculadas con el ámbito de la económica, el whistleblower y la transformación digital:

  1. En primer lugar, el desarrollo teórico y práctico de una propuesta de economía cordial que, basada principalmente en la ética de la razón cordial de Adela Cortina y la economía civil de Stefano Zamagni, busca aplicar e implementar la reciprocidad en el ámbito práctico a través del diseño de instituciones, organizaciones y empresas cordialesPara ello, se trabaja especialmente en una doble vía. Por un lado, en dar razón de cómo una propuesta económica que integré la ética, la reciprocidad y la crítica entre sus conceptos fundamentales puede resultar fecunda para afrontar con garantías los retos de desarrollo económico del siglo XXI: sostenibilidad, digitalización, desafección, obsolescencia humana, transparencia, confianza, etc. Por otro lado, en cómo es posible su recreación fáctica a través de Instituciones, organizaciones y empresas cordiales que integren en sus diseños conceptos fundamentales como el diálogo, la responsabilidad y la reciprocidad.
  2. En segundo lugar, el diseño y aplicación de ecosistemas ciberéticos para el desarrollo de procesos de digitalización socialmente responsables y moralmente válidos que potencien los impactos positivos de la Inteligencia Artificial para la sociedad en su conjunto y eviten las consecuencias negativas sobre los grupos más vulnerables derivadas de su aplicación precipitada e inmadura. Para ello, se trabaja principalmente en el diseño de Líneas éticas basadas en la blockchain, los cyberblowers, el Big Data y la participación comprometida de la sociedad civil para la monitorización y el cumplimiento de la ética en los procesos de aplicación de la Inteligencia Artificial en la política y la economía . 
  3. Y, finalmente, en tercer lugar el desarrollo crítico de una democracia algorítmica con sentido de justicia y responsabilidad. Al respecto, se trabaja especialmente en ofrecer orientaciones para el desarrollo ético y socialmente responsable de un gobierno y una participación política basada en algoritmos artificialmente inteligentes.

Más allá de estas tres líneas, actualmente está trabajando en el diseño de una ética de la investigación como ética aplicada que dé respuesta a los actuales retos éticos del ámbito investigador, especialmente en lo concerniente a los valores que deben orientar la práctica profesional y los organismos de financiación y empleabilidad; al gobierno de los algoritmos; y a al reconocimiento y valoración de los resultados de las investigaciones.